lunes, marzo 30

"American Gods"

     Hoy en día se utiliza mucho la frase: “Si no estás en internet no existes” aplicada a los negocios; hay personas y personajes que son famosos en las redes sociales, y viven una vida más bien anónima en la vida real.

     Neil Gaiman, en esta novela, ideó un argumento peculiar con dos premisas fundamentales:
  1.      “Los Dioses existen si la gente cree en ellos”
  2.      “A más creyentes, más fe y por lo tanto más poder tienen esos Dioses”

Novela: American Gods


American Gods Portada Libro Neil Gaiman fotogramailustrado

Autor: Neil Gaiman
Año: 2001


Sinopsis


     Sombra, el protagonista de la novela, acaba de salir de prisión. Ya no le quedaba mucho tiempo de condena, pero la muerte de su mujer y su mejor amigo en un accidente automovilístico provocan que se le permita abandonar la prisión.

     Su intención era volver con su mujer, Laura, y trabajar para dicho amigo. Sin planes de futuro y deprimido, su vida no tiene mucho sentido. El azar le lleva a conocer a un hombre, el señor Wednesday, que le contrata para que trabaje con él. Pronto descubrirá que Wednesday es una encarnación de Odín. Este le descubre un secreto: 

     “Los dioses existen, pero dependen de la fe de sus creyentes. A más seguidores, más poder; sin fieles, se vuelven mortales y terminarán desapareciendo.”

     Además, en la actualidad han aparecido nuevos dioses; Internet, por ejemplo es un joven con acné que viaja en limusina y tiene millones de fieles. Es uno de los líderes de los nuevos dioses. Están enfrentados con los antiguos, a los que Wednesday (Odín) lidera. Mientras los nuevos dioses acumulan poder,  la mayoría de  dioses antiguos han caido en desgracia; por ejemplo Bilquis, una antigua deidad ha terminado prostituyéndose en Los Ángeles para sobrevivir,  y Sweneey “el loco”, un duende irlandés, es poco más que un borrachuzo. Ambos terminarán muertos. También aparecerá Belobog/Chernovog, una deidad eslava que vive en una casa que se cae a pedazos, junto a las hermanas Sorya; Jaquel (Anubis) e Ibis dos Dioses egipcios regentan una funeraria.

     Durante la novela, iremos conociendo el génesis de diversos dioses antiguos de todo el mundo en EEUU, debido a inmigrantes de otras zonas y el nacimiento de otros nuevos, viajaremos por todo Estados Unidos y descubriremos que ambos bandos, por un lado Odín y Loki, los jefes de los Dioses antiguos contra las deidades modernas, están preparando una gran guerra en la que Sombra, sin saberlo, será parte fundamental. Junto a Wednesday recorrerá el país buscando aliados para la causa de Odín, que no será tan clara como en un principio parecía y al mismo tiempo, los Dioses Modernos tratarán de poner a Sombra de su lado.

     Misticismo, fe, folclore, magia e historia se dan la mano en esta obra de Neil Gaiman.


Crítica


     Entretenida novela de Neil gaiman. Hay que reconocer que este hombre es capaz de tomar unas pocas ideas e hilarlas de un modo creativo y coherente. No es su mejor obra, por lo menos para mi gusto, pero resulta entretenida. Su punto fuerte, y lo que tal vez me hubiese gustado que se explotase más, es el hecho de soltar pequeños relatos de dioses que han llegado por casualidad a EEUU y como se tienen que desenvolver en su día a día. Un detalle curioso sucede cuando están hablando dos dioses sobre Jesucristo, que en occidente tiene mucho poder, pero que la encarnación de un Dios vio haciendo autoestop en oriente medio. Por otro lado, nos cuenta la historia de un Djinn (genio de la cultura árabe), que llega a Estados Unidos y termina siendo conductor de un taxi. En esta obra, entre otras cosas, se incide en el hecho de que Estados Unidos es una nación joven que impide que arraigen las creencias de tiempos pasados por su falta de historia y ser crisol de multitud de culturas.

     Hay pasajes que se hacen un poco pesados, no muchos, pero que entorpecen el ritmo narrativo. Estas partes se vuelven un poco densas y aunque aportan información a la historia no parece que sean concluyentes.  Aunque en general, se puede disfrutar de esta obra. Eso ya es cosa de cada cual. 

     En definitiva, obra recomendable si os gustan la fantasía y la mitología, con un toque de ironía.

0 comentarios:

Publicar un comentario