lunes, marzo 23

"Dogville", del Cielo al Infierno

     Hoy os traigo una película dura, cruda y que rezuma bilis. Sin violencia gratuita, eso si. De Lars Von Trier pero muy diferente a “Melancolia”. Si aquella era ciencia-ficción, esta es una obra que habla del alma de las personas y de su capacidad de hacer daño.



Película: Dogville


Portada Pelicula Dogville Nicole Kidman Lars Von Trier fotogramailustrado


Director: Lars Von Trier
Reparto: Nicole Kidman, Harriet Andersson, Lauren Bacall, Jean Marc-Barr, Paul Bettany, Blair Brown, James Caan, John Hurt
Año: 2003


Sinopsis


     Grace (Nicole Kidman) llega a Dogville huyendo de una banda de gángsters. Este es un minúsculo pueblo que vivió de la minería, aunque jamás llegó a prosperar y en el que hoy apenas quedan habitantes. Al encontrarse con Grace, los habitantes no están seguros de si delatarla o no, pero Tom, uno de los vecinos, convence con buenas palabras al resto de la población para esconderla de sus perseguidores. A cambio, Grace deberá ayudar en el pueblo y trabajar para ellos.

     La vida es agradable para Grace, la comunidad y ella se entienden a la perfección. Siente que se está enamorando de Tom y podría llegar a vivir allí toda la vida.

     Pero pronto se complicará todo debido a la presión policial derivada de su búsqueda y de las peticiones de los habitantes de Dogville, que cada vez le exigen más por darle cobijo dado el riesgo que corren al resguardarla.

    Y lo que mal empieza, peor acaba; la maldad y la brutalidad de los lugareños se hará patente hasta un punto que Grace jamás hubiese imaginado.



Crítica

   (Hay cosas que debe hacer uno mismo)

     Nos encontramos ante un drama y una película dura que nos pondrá de muy mala leche. La actitud de los habitantes de Dogville hacia Grace demostrará que la bondad humana es relativa y que dentro de cada persona vive un demonio capaz de las peores fechorías.


Escenario Pelicula Dogville Nicole Kidman Lars Von Trier fotogramailustrado


     El modo de presentarnos la película es un gran acierto: Un plató vacío, con tan sólo unos pequeños elementos escenográficos, con las casas y sus habitaciones pintadas en el suelo a modo de plano, que nos permitirá ver en cada momento las actividades de cada uno de los vecinos, demostrando la diferencia entre las palabras y los actos de estos (la hipocresía imperante). La crítica hacia la actitud de las personas en general ante el débil y la pleitesía al fuerte o poderoso queda patente en una película acertada y llena de dureza.

   Altamente recomendable, sin apenas florituras y que habla de la capacidad de maldad de las personas. 100% recomendable. Y es que incluso los más supuestamente inocentes pueden sorprenderte.

0 comentarios:

Publicar un comentario