miércoles, marzo 11

"Lock & Stock", el ex de Madonna y unos macarras


Película: “Lock and Stock” (Y dos jodidas escopetas)


Título: Lock and Stock
Director: Guy Ritchie
Reparto: Nick Moran, Jason Statham, Dexter Fletcher, Jason Flemyng, Steven Mackintosh, Vinnie Jones
Año: 1998



     Hay días en los que te apetece ver una buena película, que te distraiga, que te haga pasarlo bien, que te haga reí, pero que no resulte muy sesuda. Una película de acción, humor gris oscuro-casi-negro y mala leche. Esta es una de esas, cuando la terminas de ver, miras el reloj y no te parece que hayan pasado casi dos horas.

      Cuando juegas con criminales, debes ser más listo, más rápido y, si tienes suerte, tal vez consigas ganar.
 



Sinopsis


      Eddie (Nick Moran) convence a sus amigos Bacon (Jason Statham), Soap (Dexter Fletcher) y Tom (Jason Flemming), para reunir 100.000 libras y jugárselas en una partida de póker contra Harry “El hacha” (P.H. Moriarty). Este último es el jefe de una organización criminal que controla el barrio y está interesado en el pub del padre de Eddie. Acepta jugar la partida y, sabiendo a través de su lacayo Barry “El bautista” (Lenny McLean) que Eddie es un crack en el póker, hace trampas para así engañar a los cuatro jóvenes.

      Todo está perdido para ellos, le deben el dinero y además, el padre de Eddie perderá su local. Tienen una semana para conseguir el dinero y así hacer frente a la deuda. Desesperados idearán diversos planes pero será gracias a una casualidad, cuando tienen ante ellos la posibilidad de llevar a cabo el plan que les salvará. Si consiguen llevarlo a cabo, claro está.



Crítica 

(Como resulte que la leche esté agria, te juro que mataré a la vaca)


      No os voy a engañar, esta película es una pasada. Todos los personajes son geniales, y veréis desfilar a una buena cantidad: timadores, fumetas, asesinos, matones, desesperados y una fauna de los bajos fondos de lo más peculiar, en una película que está llena de detalles de principio a fin.


      Los diálogos, las situaciones y el argumento son dignos de Tarantino, con un argumento tipo “El golpe”, una combinación ganadora. Esta película sirvió para lanzar a la fama a Jason Statham, Vinnie Jones (ex jugador de fútbol galés) y a su director Guy Ritchie, que más adelante se casaría con Madonna. Es decir, con esta película muchos saltaron de inmediato a la fama.

     La única pega que puede tener esta película es que si has visto Snatch, cerdos y diamantes, esta te resultará muy parecida. Mismo director y mismo tipo de película. Y para despedirme, aquí os dejo los primeros minutos de la película. Disfrutadla:



0 comentarios:

Publicar un comentario