domingo, abril 5

Braindead, tu madre se ha comido a mi perro

Braindead tu madre se ha comido a mi perro portada pelicula fotogramailustrado
Título: Braindead, tu madre se ha comido a mi perro
Director: Peter jackson
Reparto: Timothy Balme, Diana Peñalver, Elizabeth Moody, Ian Watkin
Año: 1992


     Braindead, película de culto, película WTF al mismo tiempo. Repleta de humor e incluso con mensajito, pero sobretodo con gore, sangre e irreverencia. Una gran película WTF que no te puedes perder.

     Peter Jackson, director famoso por sus trilogías de "El señor de los anillos" y "El hobbit", pero este es el hombre ahora. En sus años mozos escribió y dirigió esta película. Hablemos del chico, del gamberro.

      El chico quería ser director de cine. Tenía ilusión, tenía ganas, pero no tenía mucho dinero. Si Kevin Smith se estrenó con Clerks, Peter Jackson lo hizo con "Mal gusto", otra película gore WTF, pero os presento esta por ser una obra más refinada (no es mentira) y la que impulsó definitivamente a Peter Jackson como director de culto. Nosotros en España tenemos a Pedro Álmodovar, que se estrenó con "Pepi, Luci y Bom", otra película WTF.

     Pero lo que cuenta es la obra. Lo primero que sientes al empezar a ver la película Braindead es que te enfrentas a un film de serie B, pero que misteriosamente, desde su inicio, te hace reir e impide que dejes de verla. Su magnetismo es casi tan grande como el depósito de sangre artificial usado en ella.

     Pese a estar disfrutándola, una parte de tu cerebro te reprocha que qué estás haciendo viendo esto, para que inmediatamente la otra parte le obligue a callarse. ¿Cómo puede ser mala una película de amor, drama, zombis, vísceras, terror, humor y enanitos de jardín? El disfrutar del humor absurdo es un don.

      Tal y como va avanzando la historia, no puedes dejar de reir a mandíbula batiente, mientras observas el desenfreno y tratas de imaginar cómo lo debieron pasar durante el rodaje de esta obra. No tardarás, una vez finalizada, en volver a verla. O eso, o la desterrarás en lo más hondo de tu memoria; no hay medias tintas. 

     Es el súmmum del cine gore, la diversión y el desenfreno no tienen límites. El humor oscila entre el  fino y el mal gusto chusco y soez. Peter Jackson demostró que quería ser director de cine, y queda patente en cada fotograma. Planos cuidados, coreografías calculadas, guión absurdo pero sólido. Toda una declaración de intenciones por su parte.

     El mensaje de la película es: qué bonito que es el amor, hasta que una suegra malvada se pone por medio.

0 comentarios:

Publicar un comentario