domingo, mayo 10

El verano de Kikujiro, Marco y su Yakuza Amedio


Portada pelicula el verano de kikujiro Takeshi Kitano fotogramailustrado niño corriendo playa yakuza
Título: El verano de Kikujiro
Director: Takeshi Kitano
Año: 1999


Sinopsis "El verano de Kikujiro"



      Llega el verano, cierran el colegio y Masao, que vive con su abuela, quiere ir en busca de su madre que vive lejos. Como no tiene a nadie que le acompañe, decide ir sólo. Ante semejante situación una vecina de su abuela, al descubrirlo, obliga a su marido a que acompañe al niño.

     El marido de esta, Kitano, es una mezcla de perdedor y pendenciero. Juntos iniciarán un viaje en el cual vivirán experiencias diveridas y emotivas, y conocerán a personajes peculiares. Un verano que les cambiará la vida.

     Con esta obra, Takeshi Kitano muestra que se puede hacer humor desde el lado más humano y sensible.


Reseña "El verano de Kikujiro"

 "Te llevaré a ver a tu madre; primero de todo, dame todo el dinero que tengas"
     Vivimos en una sociedad que nos embrutece el corazón. Los años y lo que sucede a nuestro alrededor consiguen que poco a poco nos cubramos de capas de cinismo. Pues esta película es capaz de pelarte como una cebolla y dejarte un buen sabor de boca, una lagrimita ha caido de mi embrutecido corazón. Así que os reto a que le echéis un vistazo.

     Empiezan las vacaciones de verano y como es natural, las familias se reunen y planean sus vacaciones, playa o montaña, días de campo o lo que se tercie. Pero, ¿qué hace un niño huérfano de padre, que vive con su abuela y que no conoce a su madre? Pues como es un niño japonés, no se le ocurre otra que en plan "Marco style" ir en busca de su madre, pero acompañado de un Yakuza (Takeshi Kitano).

      El niño solitario está lleno de angustia y esperanza. El Yakuza es un matón de medio pelo, un caradura y un personaje. La historia, sencilla y tramposa. Kitano, que se estaba encasillando en el cine de acción, cambió completamente el registro con esta película. Hasta cierto punto, se podría haber llamado "El viaje de Kikujiro". Llena de personajes curiosos y estrafalarios.

     La falta de uno o ambos progenitores esta muy bien relatada en esta película, el niño ve como el resto de sus compañeros viven una vida normal, mientras él siente esa falta continuamente. En esta vida no puedes contar casi con nadie, pero siempre encontrarás a la gente más inesperada que puede llenar los huecos con alegría.

      Una historia tan simple y una película tan compleja, llena de lágrimas, humor, ternura y alegría, que podría haber caido en lo cursi y manido, pero que por el contrario relata  un verano agridulce y habla sobre la soledad de la vida y al mismo tiempo la llena de ilusión. Y esto es lo que hace grande a "el verano de Kikujiro", contarte una historia triste con una sonrisa en la boca y hacer que creas en la bondad de las personas.

     Y tú, preocupado por tu iPhone, tu hipoteca, tu armario o tus cosas, ¿Qué harías por alegrar a un niño?

     La BSO, un tema que es una pasada. El autor es nada más y nada menos que Joe Hisaishi, el mismo que el de "El viaje de Chihiro". Ahí es nada. Un tema de 10. Como la mayoría de sus obras.




     Si os gusta el humor de Kitano, no os podéis perder : "Getting Any"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada