sábado, junio 6

Okuribito, Despedidas

     ¿Por qué me gusta el cine? Más allá de películas de acción, existe un universo de historias que te hacen ver de un modo distinto tu vida. Esta película es una de esas. Como enfrentar el desempleo y afrontar un cambio de vida que a priori puede ser complicado. Una pequeña joya del cine de la que sólo puedo decir que una vez la has visto, te transmite alegría de vivir.

Película: Okuribito

Okuribito despedidas departures Yojiro Takita Masahiro Motoki, Ryōko Hirosue, Tsutomu Yamazaki, Kimiko Yo, Kazuko Yoshiyuki, Takashi Sasano cello, chelo funeral nokan nokanshi playing cello in grass
Título: Okuribito
Director: Yojiro Takita
Reparto: Masahiro Motoki, Ryōko Hirosue, Tsutomu Yamazaki, Kimiko Yo, Kazuko Yoshiyuki, Takashi Sasano
Año: 2008


     Ok, puede que me haya quedado un poco cursi la presentación de Okuribito, pero es fallo mío. Para nada es una película ñoña. De hecho, el trasfondo es serio, pero dese luego que vas a sonreir con ella. Simplemente mira el trailer que hay abajo, después de leer y compartir este post. ¡Gracias!

     Qué bonito sería que todos tuviesemos la oportunidad y la suerte de trabajar en lo que realmente nos gusta, pero si no es así... Sonríe, ¡siempre puede ser peor! Incluso trabajando en lo que te apasiona, puede que tengas la mala fortuna de terminar por no disfrutarlo. Y a la inversa, tal vez un trabajo que casi nadie sería capaz de hacer o que no te atraiga en absoluto puede darte lo más importante: Felicidad. ¿Curioso? Pues sigue leyendo.

     Para empezar, he puesto parte de dos carátulas, puesto que por separado ninguna representaba el espíritu de la película. Una historia sencilla que habla mucho de como somos las personas, tanto aquí, como desde donde me estés leyendo o en Japón.

     Si te digo que pienses en un músico, tendrás una imagen similar a la mía (más o menos) en tu cabeza. Si te hablo de funerales, la imagen que te vendrá será la de gente llorando, solemnidad, etc... ¿Y si te hablo de vergüenza y de falta de aceptación?

     Pues bien, en esta película conoceremos la historia presente y pasada de su protagonista, y las situaciones que le llevan a pasar de músico de orquesta a Nokanshi, y del paso de la vergüenza a la aceptación de su situación a través de situaciones de lo más variopintas.


     Como curiosidad, resulta interesante esta película para conocer un poco el Nokan, ritual que prepara y asea el cuerpo de un fallecido para acto seguido meterlo en un ataud. Rodada en numerosos puntos turísticos, también resulta un aliciente en ese aspecto. Las actuaciones son correctas, y el papel de Kimiko Yo tiene mucha chispa, en contrapunto con su trabajo.

     No se cómo explicarlo, no es una gran película, pero es una pequeña alegría. ¿Vale así?

Lo mejor: La sencillez de la historia y el buen rollo que transmite.

Lo peor: Que sea algo previsible, aunque es un mal menor. Y te he engañado, es un pelín ñoña. "Lo siento, no volverá a ocurrir, confiaba en mi marido". Esto último se me ha colado. Si, un pelín ñoña, pero muy poco.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada